6º – Gran fútbol, pero no siempre puede ser…

Aunque uno juegue bien, no siempre puede ganar, y es lo que ha pasado en los dos últimos partidos. Jugar contra grandes rivales tiene eso, que, aunque juegues a gran nivel, pueden sorprenderte de alguna forma, y perdimos ambos partidos por la mínima.

CAN MIR 4 – 3 D’ARAN

Después de una racha de seis victorias seguidas, llegó el partido contra el Can Mir. Jugar en su campo siempre es difícil, porque dominan perfectamente sus medidas. Empezamos el partido dominando y atacando su portería, pero los balones no entraban. En una de estas, nos pitaron un penalty a favor que, Santi, que nunca suele fallar, falló desde los 11 metros. En esas, la mala suerte se cebó con nosotros. El delantero rival pilló un rebote involuntario de la pelota e hizo el 1-0. Quedaba, pero, mucho partido por delante.

Salimos al segundo cuarto dispuestos a todo y, cambiando el esquema táctico del equipo, conseguimos ponernos por delante. Volvimos a llegar y los encerramos en su área, llegando así a la media parte. El Can Mir, pero, decidió jugar sus cartas, jugando a la contra intentando pillarnos en cualquier contraataque y cortando el juego con dureza. El partido se volvió cada vez más bronco y se le escapó un poco de las manos al árbitro, con entradas fuertes por parte de los dos equipos. En estas, nos fue difícil llevar a cabo nuestro juego de toque y pase habitual. A pesar de ello, tuvimos oportunidades hasta el último minuto, en que Santi y Marc estuvieron a punto de remontar el partido, e incluso hubo un posible penalty en el área rival.

D’ARAN 1 – 2 AVENÇ

El del sábado fue un partido raro. Un partido que, a pesar de ser de los mejores, perdimos  por dos genialidades del ’15’ del otro equipo. Un chico rápido y fuerte que nos pilló en dos contras. Empezamos con uno de los mejores cuartos de la lida: 2-3-1 y el Avenç encerrado en su área. Llegamos varias veces y pudimos irnos con varios goles al descanso.

En el segundo cuarto el duelo estuvo igualado, pero fue entrar su mejor jugador y nos empataron el partido en una jugada aislada. En el tercer cuarto se pusieron por delante y, a partir de ahí intentamos la remontada. A pesar de sus pérdidas de tiempo, tuvimos varias ocasiones, pero la pelota no quiso entrar. Mala suerte, pero jugando así, no sabe tan mal perder. A seguir trabajando el juego de cabeza… ¡Ánimo, chicos!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *